Esta novia llevó a su padre con enfermedad terminal en una silla de ruedas a través de un baile nupcial

Cuando llegó el momento de que Mary Bourne Butts se uniera a su padre para el baile de padre e hija en su boda, quedó claro que al final de la canción, no habría un ojo seco en la sala de recepción.

Eso es en parte porque el baile casi no sucedió. Jim Roberts fue diagnosticado con cáncer cerebral incurable en mayo de 2017 y, a mediados de diciembre de 2018, justo antes de la boda del 29 de diciembre de su hija, fue colocado en un centro de cuidados paliativos.

Sin embargo, no permitió que eso o el hecho de estar en silla de ruedas le impidiera tomar las manos de su hija en un baile en movimiento en su boda en Alabama.

Su canción no ayudó a sofocar las lágrimas inminentes: los dos eligieron «I Hope You Dance» de Lee Ann Womack, una canción que los dos bailaron en su cocina mientras crecían. Hace mucho tiempo, acordaron que sería su canción especial en su boda final.

Ahora, profesora de baile profesional, Mary guió a su padre por la pista de baile con gracia y amor, agregando giros y besos por todas partes. Puedes ver a amigos y familiares limpiándose las lágrimas de sus ojos mientras bailaban. Al final, incluso el propio Jim no pudo evitar llorar.

No lo culpamos ni un poco. Nosotros tampoco pudimos.

Lee tambien  Si esta teoría sobre Big Richie es cierta, The Walking Dead está configurando a Negan