Mamá pensó que su hijo desplegado se perdería su boda. . . Hasta que ella comenzó a caminar por el pasillo

Zaykeese, un joven que sirve en el ejército de los EE. UU., Sabía que estar en la próxima boda de su madre era algo muy importante para ella. Ella lo había criado a él y a su hermano como madre soltera, y aunque él quería estar allí para ella, ya que ella había estado allí para él toda su vida, ya había enviado para asistir a un entrenamiento básico.

«El día que mi madre se iba a casar, no la había visto en seis meses», dijo en un video publicado por el grupo de Facebook Military Kind. «Estoy sirviendo en el Ejército de los Estados Unidos, y estaba en entrenamiento básico. Entonces, cuando mi madre descubrió que no iba a poder asistir a su boda, quedó devastada».

Aun así, la convenció de que su amor por su país significaba que era un sacrificio que tenía que hacer.

«Realmente quiero servir y estar dispuesta a sacrificar todo por este país porque lo amo mucho, así que ella lo entendió y estaba muy orgullosa de mi decisión», dijo. «Ella sabía que era la decisión correcta para mí».

Aún así, le pesaba. Su abuela le aconsejó que escribiera una carta larga y sincera a su cadena de mando para pedirle un breve indulto para asistir a la boda.

«Cada momento que tienes con tu familia … significa algo. Lo siento por mis compañeros soldados que están en Afganistán o en Irak que pasan meses o, a veces, años sin ver a su familia».

«Les encantó la carta», dijo. «Fue muy sincero y me dijeron: ‘Está bien, normalmente no ofrecemos licencias especiales para este tipo de cosas, pero como esto significa mucho para ti, vamos a poder hacer algo por ti'».

Lee tambien  Reba McEntire fue lanzada casi en Titanic y tuvo una razón muy sincera para pasar el papel

Desde allí, la familia de Zaykeese lo ayudó a lograr una sorpresa perfecta para el día de la boda. Cuando su madre se estaba preparando para caminar por el pasillo, Zaykeese agarró su velo antes de caminar hacia adelante y pararse a su lado.

La mirada en el rostro de su madre cuando se giró para ver al hombre que estaba a su lado no tenía precio.

«Tan pronto como ella me vio, se desmoronó», dijo. «Era algo más. No esperaba eso».

Adorablemente, mientras caminaban por el pasillo, tomados del brazo, su madre llorona pidió ayuda de Q-tips, un truco de su camarógrafo para que pudiera limpiar sus lágrimas sin arruinar su maquillaje.

«Cada vez que me veía, esos Q-tips no tenían ningún efecto», dijo con una risa.

Aunque el día de su mamá y de su padrastro fue «muy significativo» para él, Zaykeese reconoció el regalo que le dieron.

«Cada momento que tienes con tu familia … significa algo», dijo. «Siento por mis compañeros soldados que están en Afganistán o en Irak que pasan meses o, a veces, años sin ver a su familia. Es muy difícil. Así que fue una gran bendición poder tomar un descanso y recordar lo que soy. Luchando por, que es mi familia «.